Como colegio exclusivamente de mujeres nos preocupamos de educar y empoderar a las niñas en un ambiente seguro donde toman el centro de la escena, donde realmente existe un sentido de comunidad estableciendo una cultura de logro en el que buscamos que nuestras  estudiantes alcancen el mayor desarrollo  personal y el mejor rendimiento posible apuntando a construir en ellas una fuerte confianza en sí mismas.